Blog sobre Inteligencia Competitiva

Volver

7 razones para externalizar la sistemática de Inteligencia Competitiva

Cuando una organización valora  la posibilidad de implantar una unidad de Inteligencia Competitiva, es habitual que surja la duda sobre la opción de subcontratar la sistemática de IC, es decir, contratar a un externo para que alimente y mantenga vivo el sistema. Partiendo de que no es lo ideal, hay casos en los que las circunstancias recomiendan tomar este tipo de decisiones. En este artículo se detallan 7 razones para externalizar la IC:

7 razones para externalizar la sistemática de Inteligencia Competitiva

1. Indisponibilidad de recursos humanos. Hay organizaciones a las que su “día a día” exige una dedicación total y que no disponen de tiempo para dedicar a la IC. En estos casos, un apoyo externo es de agradecer, aunque para ello los consultores externos deben adquirir un conocimiento intenso sobre el negocio.

2. Búsqueda de un rendimiento inmediato. Si se elige un proveedor adecuado, con experiencia y conocimientos suficientes, los resultados pueden ser inmediatos. Se recibirá información de interés desde el primer momento y la curva de aprendizaje de los analistas será más rápida.

3. Ausencia de perfiles adecuados en la organización. Dependiendo de la actividad a la que se dedica la entidad, puede darse el caso de que no haya perfiles adecuados para realizar las labores de analista de inteligencia, por lo que debe recurrirse a agentes externos.

4. Mejora del rendimiento. Si se subcontrata la IC la organización puede concentrar todos sus esfuerzos en la actividad principal de su negocio, aquella que le hace crecer.

5. No generar costes estructurales. Subcontratando la actividad de IC se incurre en gastos variables en vez de en gastos fijos, por lo que si hay necesidad de reducir gastos o la experiencia no es satisfactoria, se puede finalizar con la actividad de forma más sencilla.

6. Eficiencia del proceso. Realizar el proceso de IC con profesionales experimentados permite que el proceso se realice con una mayor eficiencia, reduciendo tiempos.

7. Acceso a expertos cualificados. Externalizar la IC supone trabajar con expertos cualificados, que podrán acompañar y aconsejar durante la puesta en marcha del sistema, aportando su “know-how” y experiencia lo que ayuda a mejorar los resultados.

Si estás pensando en poner en marcha una unidad de IC en tu organización y no tienes claros los pasos que debes dar, puedes contactar con nosotros y te ayudaremos. Además, puedes probar un software profesional como INNGUMA gratis solicitando una demo.