Inteligencia Competitiva y Vigilancia Tecnológica

Volver

Cómo combinar Tendencias e Inteligencia Competitiva

Las tendencias de búsqueda de este año en Google han demostrado que los comportamientos y necesidades de los usuarios siguen un patrón de cambio cada vez más rápido. Es verdad que se pueden identificar algunas tendencias, pero el futuro es aún más incierto debido a los efectos de la pandemia. Esta situación provoca que los recursos de las empresas se orienten a mejorar la situación a corto, sin embargo, la estrategia y visión para recuperarse a medio plazo queda en segundo plano.

Cómo combinar Tendencias Inteligencia Competitiva

Si bien es cierto que para aquellos que no superen la crisis, no habrá estrategias que sirvan a medio plazo, quienes sepan regular sus esfuerzos y planificarse bien para los años venideros, estarán mejor preparados y su capacidad de ejecución estará más adecuada debido a la previsión realizada en estos momentos.

Por poner un símil muy utilizado, es como el uso de las luces en un coche, hay que saber combinar el uso de las cortas y las largas, si somos capaces de buscar un equilibrio en su uso la Inteligencia Competitiva y Vigilancia Tecnológica nos ayudarán a capturar toda la información externa que mejor se adecúe en cada momento. Estos deberán ser revisados constantemente en función de los acontecimientos que surgen alrededor. En este post explicamos cuál es el mejor momento para revisarlos y así reorientar los focos de información estratégicos.

No hay una fórmula mágica que interprete las necesidades de cada empresa combinando con información exterior y será cada analista de información quien combine el conocimiento que le aporta su experiencia con la información que capture de fuentes externas. Desde nuestra experiencia, dejamos algunos consejos y webs que facilitarán identificar tendencias a las personas que destinen su tiempo a ello y diferenciaremos dos estrategias; la vertical y horizontal.

Suscríbete a Think With Google: A pesar de que parte de la información sea relativa a tecnología y marketing, ofrecen artículos interesantes con resúmenes sobre tendencias de consumo. Si perteneces a una empresa con orientación B2C es una de las fuentes de información clave para detectar cambios en comportamientos de consumo. Si bien es cierto que estas tendencias tienen un efecto más directo sobre estas empresas, aquellos que dirijan sus productos y servicios al modelo B2B o B2B2C también deberán estar atentos a los sucesos ya que afectarán de forma indirecta a corto plazo y directamente en el medio-largo. En este informe publicado en octubre, detallan cuáles han sido algunos de los patrones que han identificado partiendo de las búsquedas.

Crea tableros con términos clave en Google Trends e inclúyelos en tu herramienta de vigilancia para no tener que acceder y crear uno nuevo cada vez que accedes a esta herramienta. Tener varios tableros centralizados te permitirá de un vistazo saber cómo evoluciona el interés de búsqueda de los usuarios a lo largo del tiempo y separado por zonas geográficas. En este post te ofrecen 10 consejos sobre cómo identificar tendencias en el mercado en tiempos inciertos.

Como última herramienta ofrecida por Google, puedes sistematizar la búsqueda de su servicio de alertas. Es decir, podrás automatizar búsquedas recurrentes o muy puntuales que haces en Google a través de Alerts y centralizarlo todo en un mismo espacio.

Asimismo, monitorizar las patentes que las empresas más punteras están registrando nos dará una pista sobre dónde están poniendo los recursos y por tanto podríamos inducir cuál es la estrategia que están trazando o hacia dónde se están dirigiendo. En este sentido, vigilar las empresas que han comprado para crecer de forma inorgánica, también puede aportarnos pistas interesantes.

También entendemos que es necesario ejecutar una estrategia transversal, donde apliquemos filtros con palabras clave en fuentes de información como la prensa, revistas generalistas o boletines oficiales entre otros.

Finalmente, destacamos que no existe una herramienta digital que indique cuales serán las tendencias que afectarán en concreto a cada negocio ya que cada uno es distinto y tiene sus particularidades (estructura, posicionamiento, recursos…). Sin embargo, podemos sistematizar el proceso de Inteligencia Competitiva para disponer información relevante y que así los trabajadores puedan interpretar dicha información y obtener conclusiones hacia donde se está dirigiendo el sector y dónde se tendrían que poner los esfuerzos no sólo a corto, sino que a medio-largo plazo.