Blog sobre Inteligencia Competitiva

Volver

Cómo elegir el mejor momento para lanzar una iniciativa en el ámbito de la IC

Cuando se están planteando si poner en marcha la actividad de Inteligencia Competitiva, muchas organizaciones suelen tener dudas sobre la idoneidad del momento. Si bien es cierto que cada una debe valorar cuál es el mejor momento para iniciarse en la IC, en este artículo ofrecemos algunas pistas que pueden ayudar a reflexionar sobre si es un buen momento o no para iniciar la actividad de Inteligencia Competitiva de la organización:

Cómo elegir el mejor momento para lanzar una iniciativa en el ámbito de la IC

Disponibilidad de recursos (personales y económicos)

Es evidente que la Inteligencia Competitiva es una actividad que consume recursos, tanto económicos como personales. Por ello, elegir un buen momento es imprescindible para que tenga éxito, especialmente en lo que respecta a dedicación. Muchos proyectos de Inteligencia Competitiva fracasan porque, a pesar de invertir dinero en herramientas y consultoría adecuadas, las personas que deben participar en el proyecto están demasiado atareadas con otras funciones y no le dedican el tiempo necesario. No disponer de recursos económicos tampoco debería ser una traba, ya que hay en el mercado herramientas muy económicas o incluso gratuitas.

Situación de la organización

El entorno en el que se mueve la organización, su situación competitiva, lo consolidado que esté su negocio, la necesidad de diversificar o lanzar nuevos productos, son factores que empujan a iniciar la actividad de Inteligencia Competitiva, ya que el interés nace de la necesidad. En estos casos es más fácil que el proyecto tenga éxito, ya que los resultados tienen aplicación directa en subsanar necesidades de la organización.

Solape con otras iniciativas

Es importante que cuando se pone en marcha la actividad de Inteligencia Competitiva en una organización se le dedique la atención necesaria. Las personas deben formarse y habituarse al uso de las herramientas, debe crearse una “costumbre”, deben seguirse los indicadores, etc. Que el lanzamiento de la IC coincida con la puesta en marcha de otros procesos no suele ser recomendable, ya que  puede quedar en un segundo plano o la aceptación por parte de los agentes implicados puede no ser la suficiente.

Posibilidad de integrar la Inteligencia Competitiva con otros procesos de la empresa

En ocasiones se suele utilizar la Inteligencia Competitiva para alimentar o integrarse con otros procesos de la organización, como la generación de ideas, la reflexión estratégica o un estudio de mercado. Al igual que el caso anterior, al existir una relación del output de la IC con otros procesos de la organización, es más fácil que la iniciativa tenga éxito.

Programas de financiación

Dado que, como se ha dicho anteriormente, el lanzamiento de una iniciativa en el ámbito de la IC conlleva unos costes, pueden buscarse programas de financiación pública que ayuden a implantar este tipo de actividades en la organización. De esta forma, se reduce la inversión necesaria y los recursos pueden ir encaminados a subsanar otras carencias (como contratar más personal o liberar de sus tareas a determinadas personas).

 

Si tienes dudas sobre tu proyecto de Inteligencia Competitiva puedes contactar con nosotros y te ayudaremos. Además, puedes probar un software profesional como INNGUMA gratis solicitando una demo.