Inteligencia Competitiva y Vigilancia Tecnológica

Volver

Cómo medir el Retorno de la Inversión de la Inteligencia Competitiva

La medición del Retorno de la Inversión (ROI) de la actividad de Inteligencia Competitiva es un tema recurrente que cualquier profesional ha tenido que afrontar en alguna ocasión. Hasta hace unos años, bastaba con mencionar los “beneficios intangibles” para justificar la inversión, pero desde el inicio de la crisis económica las organizaciones son mucho más estrictas con los gastos y buscan justificarlos de manera cuantitativa. En este artículo ofrecemos un estudio del ROI de la IC, tanto a nivel cualitativo como cuantitativo. Para ello deben analizarse tanto los beneficios como los costes ligados a la actividad de IC.

Cómo medir el Retorno de la Inversión de la Inteligencia Competitiva

Beneficios intangibles:

  • Mejor toma de decisión.
  • Anticipación al entorno.
  • Conocimiento más distribuido.
  • Cooperación entre personas.
  • Mejora en la capacidad de innovación.
  • Mejor orientación de los proyectos.
  • Mayor y mejor disponibilidad de la información.
  • Mejora del conocimiento.

Beneficios tangibles:

  • Menor tiempo de dedicación.
  • Menos información recibida.
  • Eliminación de duplicidades.
  • Detección de oportunidades directas de negocio.
  • Incremento de la eficiencia en la gestión de la información.

Costes:

  • Horas de dedicación del personal.
  • Costes de herramientas de IC (si los hubiera).
  • Equipos informáticos.
  • Costes de consultoría (si los hubiera).

Los beneficios tangibles se pueden cuantificar (medirlos en términos monetarios) por lo que se pueden contrastar con los costes que genera la actividad de IC, para así obtener un ROI numérico.

Si tienes dudas sobre los beneficios y costes que puede generar en tu empresa la Inteligencia Competitiva, puedes contactar con nosotros y te ayudaremos. Además, puedes probar un software profesional como INNGUMA gratis solicitando una demo.