Inteligencia Competitiva y Vigilancia Tecnológica

Volver

Consejos para adoptar la Inteligencia Competitiva como una práctica diaria

Después de un periodo de descanso, la mente llega con ganas de afrontar nuevos retos e ideas que han surgido durante el periodo de desconexión. Es el momento ideal para tomar nuevos hábitos que teníamos en mente desde hace tiempo. Esta vez, queremos traer algunos consejos para que la vigilancia del entorno y la Inteligencia Competitiva se convierta en una rutina natural de nuestro día a día.

Consejos adoptar Inteligencia Competitiva práctica diaria

Es importante resaltar que el proceso de Inteligencia y Vigilancia se realiza de forma compartida y colaborativa, por lo que cuantas más personas puedan aportar su granito de arena al proceso, más repartidas estarán las tareas y más amplio será el rango que abarcamos. Asimismo, cabe destacar que el uso de un software de vigilancia permite ser más eficientes en la ejecución de tareas que se realizan de forma manual repercutiendo en un ahorro de tiempo y costes de forma recurrente a diario.

Estas son algunas de las recomendaciones que dejamos para convertir la práctica de Inteligencia Competitiva en rutina:

  • Establece metas alcanzables: Comienza vigilando aquello que es más importante y pon límite a los Factores Críticos de Vigilancia (FCV). La regla de Pareto se cumple en la mayoría de las ocasiones, el 20% de las fuentes traen el 80% de la información más relevante.
  • Lectura transversal: Coge los primeros o últimos 10 minutos del día y haz un repaso rápido. En poco tiempo tendrás una perspectiva sobre los últimos acontecimientos de tu entorno y comenzarás el día con información reciente. Esto permitirá afrontar reuniones y trabajos diarios con mayor criterio.
  • Comparte información: Crea un foro en tu departamento para compartir lo hallazgos más importantes semanalmente. Crea debate en torno a la información con el objetivo de identificar oportunidades y amenazas. Cuantas más personas vean el valor de la sistemática, más fácil será distribuir roles y tareas.
  • Periodo piloto: Pon a prueba la eficacia de la Inteligencia Competitiva durante 30 días. Afróntalo como un proyecto a corto plazo, lo cual mentalmente supone mayor motivación y al final del proceso estará seguro de que ha merecido la pena.
  • Inicio rápido: Como último punto, establecer la página inicial del navegador con el acceso a la plataforma de IC y poner recordatorios o avisos siempre ayuda a tomar hábitos, sobre todo, durante los primeros días.

 

Esperamos que estos consejos sirvan para comenzar a practicar la vigilancia diaria o semanalmente, ya que el valor que aportará a tu día a día como profesional será mayor que el tiempo dedicado.