Inteligencia Competitiva y Vigilancia Tecnológica

Volver

Decisiones rápidas, la clave de un sistema de vigilancia

Constantemente destacamos que la Inteligencia Competitiva y Vigilancia Tecnológica son procesos que nos deben permitir tomar mejores decisiones. Es verdad que es más fácil decirlo que hacerlo, ya que disponer de información fiable y relevante conlleva un trabajo activo vigilando fuentes y alertas sistemáticamente. Además, el círculo de la VTIC no termina en la captura, sino que la información tiene que ser distribuida a lo largo de la organización para construir opiniones y espíritu crítico.

Decisiones rápidas clave sistema vigilancia competitiva

Sin embargo, tomar la mejor decisión no sólo depende de disponer la mejor información, ya que la velocidad a la que las tomamos marca la delgada línea entre el éxito y el fracaso. Por ejemplo, si el objetivo es lanzar un producto nuevo en un mercado sin explotar, será de vital importancia conocer el estado de madurez y anticiparnos ante los competidores si queremos ser los primeros en llegar.

Con esto no queremos decir que las decisiones se deban tomar de forma precipitada, ya que esta forma de decidir también podría llevarnos al mismo camino que siendo lentos. No obstante, la recomendación de eliminar procesos burocráticos para decidir más rápido es la primera de las claves.

En este vídeo publicado en TED, Patrick Mcginnis cuenta algunos conceptos interesantes que podemos adoptar en el mundo de la Inteligencia y Vigilancia con el objetivo de tomar decisiones de forma más rápida. Sin embargo, destacamos los conceptos “Fear of missing out” y “Fear for a better option, ya que son dos clichés que encontramos constantemente entre los iniciados en la práctica de Vigilancia e Inteligencia.

Por una parte, está el miedo de no llegar a enterarse de absolutamente todo. Consideramos que este pensamiento es un error, ya que es mejor poner el foco en capturar aquello que sea estrictamente crítico antes de intentar llegar a todo y vernos abrumados por la gran cantidad de información. En este sentido, siempre hablamos de la regla del 80/20 con la que queremos trasmitir que el 80% de la información crítica puede obtenerse con el 20% de las fuentes de información y que perder parte de la información no resulta tan crítico.

La realidad es que vivimos en un mundo en el que las opciones abruman, incluso las decisiones que solían ser simples, como elegir un restaurante o hacer una compra cotidiana están ahora plagadas de sobre análisis. 

En esta línea, cabe destacar que los softwares de Vigilancia e Inteligencia buscan parar el “efecto Google”, el cual nos puede reportar 1 millon de resultados en 0,1 segundos, lo cual no es viable de digerir ni gestionar. Seguir sólo aquellas fuentes de información relevantes y filtrar sus contenidos con palabras clave es la mejor manera de adquirir información valiosa sin morir en el intento.

Patrick destaca que el miedo a perderse y el miedo a dejar de lado una opción mejor nos paralizan y hacen retrasar la toma de decisiones y para ello recomienda seguir unos pasos.

Primero, debe determinarse el grado de riesgo que supone dicha decisión, que en función de sus consecuencias será de riesgo nulo, bajo o alto. Todas aquellas decisiones que clasifiquemos como de riesgo bajo o nulo no deben hacernos perder el tiempo y tomemos la decisión que tomemos no habrá mucha diferencia de una a otra. En cuanto a las decisiones de riesgo alto, requieren de mayor contraste y disponer de información objetiva entre manos, pero Patrick nos recomienda seguir estos pasos;

Basándonos en la intuición y los criterios establecidos, se deberá elegir una opción para después compararla uno por uno con el resto de las opciones, momento en el que comenzaremos a descartar todas aquellas que no lleguen a nivel de la seleccionada. En este momento es importante no volver a revisar aquellas opciones que ya han quedado descartadas una y otra vez. Siguiendo este sistema, llegaremos a tomar una decisión propia. Aún así, podremos quedar atascados por el miedo a no decidir bien, momento en que se recomienda acudir a contrastar las opciones con un grupo reducido, preferiblemente de no más de 5 personas e impares para desempatar.

Siguiendo los consejos de Patrick y disponiendo de un sistema de Inteligencia Competitiva y Vigilancia Tecnológica, estaremos más seguros de que estamos tomando la mejor decisión, evitando bloqueos e inseguridad en cada paso que avanzamos.