Inteligencia Competitiva y Vigilancia Tecnológica

Volver

La importancia de los Factores Críticos de Vigilancia en un Sistema de Inteligencia Competitiva

Los Factores Críticos de Vigilancia -también llamados Factores Clave de Vigilancia, en adelante FCV- son cada una de las expresiones que representan una necesidad de conocimiento/inteligencia dentro de una organización. Dan respuesta a una cuestión planteada y son externos a la organización. Los FCV pueden tener relación con cada actividad de la cadena de valor de cada departamento de una organización. Los resultados de la monitorización de estos factores influirán de una u otra manera en la competitividad de la organización.

Los FCV forman parte de los modelos de Inteligencia Competitiva. Representan una de las partes fundamentales de los mismos. Determinan el objeto de todo el modelo y condicionan el perfil de persona que los monitorizará así como las herramientas informáticas y las fuentes de información necesarias (gratuitas o de pago). Los FCV proveen de una propuesta y un enfoque que conecta la gestión de las necesidades de inteligencia con los recursos y actividades dentro de la empresa, capaces de capturar y producir la inteligencia necesaria.

En nuestra representación del marco en el que se integra un modelo de Inteligencia Competitiva los FCV representan el “¿Qué?”; son externos a la empresa pero afectan a su evolución; varían en el tiempo y para su gestión es fundamental que se prioricen, dando así más importancia a unos que a otros. Esta priorización debe de realizarse en función del impacto que generan. ¡Ojo! Tened cuidado, una cosa son los FCV y otra las categorías de información. Los FCV deben de ser una combinación entre lo que queremos monitorizar y lo que podemos monitorizar y deben de ser específicos y comprensibles en su redacción.

Los FCV pueden estar organizados por ámbitos o por las actividades de la cadena de valor de los departamentos de la organización. Nosotros preferimos hacerlo por ámbitos. Un ejemplo de un buen número de ámbitos de los FCV se recoge en la siguiente figura:

 

¿Cómo podemos dilucidarlos?

La palabra “dilucidar”, aunque no se usa mucho, encaja a la perfección con el proceso que se lleva  a cabo con los FCV: por un lado, tiene un componente importante de investigación o de averiguación y, por otro lado, de definición. No es sencillo sentarse delante de un directivo de una organización y preguntarle “¿qué necesidades de información tienes?”. Para evitar esta circunstancia os proponemos el siguiente método:

1.   Partir de la lectura detallada del Plan Estratégico en vigor y del Plan de Gestión. Analizar los Retos y Objetivos.
2.   Visualizar los ámbitos, los departamentos y las actividades de la organización donde se detectan unas mayores necesidades de información y donde su impacto será mayor.
3.    Seleccionar a las personas y crear los equipos para realizar 2 sesiones grupales.

  • Fase 1 - Divergir: Taller grupal organizado por equipos orientados a ámbitos/ áreas / actividades previamente identificados por el responsable del proyecto de IC. El objetivo es generar el mayor número de FCV en esta primera fase. El grupo puede aplicar la técnica creativa del Brainwriting.
  • Fase 2 – Converger: El objetivo en esta segunda fase es agrupar los FCV anteriormente identificados y valorar su impacto en la organización.

    Convocar, preparar y dinamizar las reuniones así como preparar una presentación del proyecto son acciones fundamentales para agilizar la reunión. También es muy importante llevar, por cada uno de los ámbitos identificados, una serie de cuestiones que ayuden a dilucidar los FCV, como por ejemplo:

  • Competidores: ¿Vigiláis los precios o los productos de la competencia?, ¿y en qué sectores y mercados venden vuestros competidores? ¿cuáles son sus clientes?...
  • Mercados: ¿Identificáis las principales tendencias generales y la cuota de mercado de vuestros productos y/o servicios? ¿vigiláis nuevas políticas, legislación (BOE), iniciativas y cambios normativos generales? ¿monitorizáis programas de financiación regionales, nacionales, europeos e internacionales?...
  • Tecnología: ¿Vigiláis novedades o modificaciones en normativas técnicas y reglamentaciones? ¿recopiláis y analizáis información sobre la situación de las patentes de empresas y/u organizaciones? ¿vigiláis infracciones de sus patentes? ¿localizáis posibles socios tecnológicos?...

4.    Valorar el impacto de los FCV identificados (MICMAC, Análisis estructural): El análisis estructural es una herramienta de estructuración de una reflexión colectiva. Ofrece la posibilidad de describir un sistema con ayuda de una matriz que relaciona todos sus elementos constitutivos, en este caso los FCV identificados. Partiendo de esta descripción, este método tiene por objetivo averiguar los FCV más influyentes y dependientes y, consecuentemente, de mayor impacto para la organización.
5.    Redactar los FCV de manera concreta y específica y comunicar las conclusiones alcanzadas.

Dilucidar los FCV es un proceso delicado. Resulta más difícil cuanto más compleja y extendida es la organización para la que trabajamos. Os aconsejamos centrar gran parte del esfuerzo del proyecto en realizar esta tarea de forma adecuada. Un par de consejos finales:

  • Muchos FCV no es igual a bueno (en este caso, más no es mejor).
  • Monitorizar todos a la vez muchas veces en imposible (es importante priorizar).

Esto último vendrá limitado por la cantidad de recursos disponibles, nuestro mayor tangible dentro de la organización. De la calidad de los FCV dependen en buena medida los resultados/productos de nuestro modelo de IC. ¡Y no debe olvidarse que los FCV deben ser revisados cada año!

Si vas a lanzar una iniciativa en el ámbito de la IC en tu organización o ya lo estás haciendo y necesitas ayuda, contacta con nosotros y estaremos encantados de apoyarte. Además, puedes probar un software profesional como INNGUMA gratis solicitando una demo.