Inteligencia Competitiva y Vigilancia Tecnológica

Volver

Inteligencia Competitiva momentum est

Como la mayoría de las funciones dentro de las organizaciones, los equipos y procesos relativos a la Vigilancia Competitiva se han visto afectados por la crisis del Covid-19. La realidad ha significado un cambio importante tanto para el ámbito marketing-comercial como para el ámbito productivo. Sin embargo, las funciones de los equipos de Inteligencia y Vigilancia se han visto reforzados y buscan urgentemente ofrecer un valor añadido a su organización a través de compartir información relevante para cada departamento.

Inteligencia Competitiva momentum est

Es por ello por lo que los responsables de Inteligencia Competitiva deben desempeñar un papel crítico aportando valor añadido en estos momentos y poner como punta de lanza su trabajo. La percepción durante estos meses ha sido que en las empresas existe un mayor apetito por la Inteligencia y Vigilancia por lo que existe una oportunidad real para que sea vista como una misión crítica y necesaria. 

Es una gran oportunidad para demostrar el valor en toda la organización. Los equipos de ventas, ejecutivos, marketing, talento o producto querrán información actual y filtrada para superar a los competidores, tomando mejores decisiones estratégicas durante los próximos meses. Sin embargo, el foco no debe ponerse sólo sobre los competidores, sino que es momento de ampliar la vista y entender lo que está ocurriendo en el mercado a causa de los cambios producidos por el coronavirus, creando paneles concretos y vigilancia específica centrada en los cambios provocados por la crisis.

A continuación, hablamos sobre algunas tendencias reales que hemos identificado en este tiempo:

  • Tableros de Covid-19: Páginas como Flourish nos dan gráficos y datos que podemos insertar en nuestro sistema para seguir la evolución de la pandemia. Será de vital importancia hacer seguimiento en aquellos países en los que tengamos una actividad comercial y productiva fuerte o valorar si es momento de abrir aquellos mercados en los que teníamos puestas las miras al comienzo del año.
  • Vigilancia de fusiones y adquisiciones: No sólo nos referimos al ámbito competitivo, sino que será importante tener una visión sobre las distintas alianzas que surgen con el fin de fortalecer dos ofertas de valor y atacar mejor ciertos nichos de mercado. Incluso alianzas establecidas entre empresas tecnológicas nos darán pistas hacia dónde están dirigiendo el desarrollo tecnológico y obtener pistas para aplicarlo a nuestro ámbito y nivel.
  •  Busca estrategias para hacer vigilancia de campo. Habitualmente son los comerciales quienes están más cerca del mercado y clientes y son quienes aportan información de campo y cercana a las necesidades reales. Sin embargo, en estos tiempos donde las visitas presenciales y ferias se han paralizado, los equipos de Vigilancia tienen que buscar nuevas tácticas para capturar dicha información a través medios digitales. Para ello, algunas empresas están involucrando a sus equipos comerciales dentro del proceso de vigilancia para añadir comentarios y rumores que en sus círculos cercanos se están comentado (estos tienen que ser verificados antes de tomar decisiones a partir de ellas).
  • Adapta la frecuencia y contenidos de los boletines: Como norma general, la mayoría de los equipos de Vigilancia distribuyen un boletín semanal de carácter genérico y otro mensual en el cual se recogen los acontecimientos más relevantes, aunque lógicamente, también elaboran boletines o informes “ad hoc”. Sin embargo, debido a los cambios provocados por el coronavirus, la urgencia de disponer de información es mucho mayor y cada departamento ha ampliado el foco de vigilancia, por lo que la carga para los analistas en considerablemente mayor. En este sentido, involucrar en los procesos de vigilancia a personas activas de distintos departamentos será una de las claves para que estos informes sean lo más profesionales y detallados posibles.
  • Recomendaciones ad hoc: Hemos visto casos en los que los encargados de IC han enviado una serie de consejos a los distintos equipos. Uno de los ejemplos más curiosos que hemos visto sería el envío de recomendaciones sobre “cómo no comunicar en tiempos de Covid-19” orientado para los equipos de venta o “cómo cambiar la estrategia de marketing digital en tiempos de coronavirus”.

 

Como resultado de todo lo mencionado, hemos visto cómo los equipos de IC han cambiado la forma de mantener informada a la empresa, consiguiendo tener mucho mayor calado que hace pocos meses. Por tanto, consideramos que es el momento de empujar los proyectos de Vigilancia que tanto tiempo llevan en la recamara, debido a que son estos momentos los que nos facilitan poner en valor su práctica, debido a la necesidad y urgencia reinantes. Esperamos que la práctica recale en el día a día de todas estas organizaciones que han visto su valor durante estos meses y no caiga en el olvido.

 

Foto de www.freepik.es