Inteligencia Competitiva y Vigilancia Tecnológica

Volver

Inteligencia y Vigilancia Tecnológica, procesos automatizables

Ante la incipiente necesidad de mantenerse informado de lo que está sucediendo en el entorno competitivo, durante los últimos meses las empresas están dando pasos a gran velocidad para mejorar sus procesos de Vigilancia Tecnológica e Inteligencia Competitiva. Sin embargo, la carga de trabajo es mayor de lo habitual para los perfiles que desarrollan estas tareas y no cuentan con todo el tiempo deseado para capturar toda la información que se genera para la toma de decisiones. Bajo esta premisa, la automatización de tareas se convierte en una de las claves para todo analista de información.

Inteligencia competitiva Vigilancia Tecnológica procesos automatizables

Es posible automatizar ciertas operaciones en los procesos de vigilancia con el objetivo de facilitar la búsqueda y difusión de la información a los analistas y lectores. Entre estas tareas programables está la automatización de publicaciones en fuentes o el envío automático de boletines.

Sin embargo, es importante destacar que la clave para que esto funciones es el trabajo que el analista debe desarrollar previamente identificando fuentes de información, aplicando filtros y depurando los resultados hasta el punto de que sea publicable de forma automática al 100%. Bajo nuestra experiencia las fuentes que mejor funcionan para que se automaticen en su totalidad son aquellas relacionadas con las entidades públicas, como pueden ser el BOE, las convocatorias europeas, los sistemas de alertas alimentarias o patentes entre otros muchos. La vigilancia de competidores a través de su sala de prensa también es fácilmente automatizable. El trabajo crucial para el correcto funcionamiento será iterar con las palabras clave en el filtro y mejorarlo de tal manera que el 90% de los resultados que lleguen sean válidos para llevarlo a un boletín automatizado o repositorio común. Es importante entender que cualquier fuente de información es automatizable en mayor o menor grado, pero sin olvidarnos de la inteligencia que debe aportar el humano en este proceso.

Lo cierto es que la tecnología seguirá avanzando en los softwares de Inteligencia Competitiva y ello traerá novedades en este sentido, siempre con el objetivo de hacer más eficiente el trabajo que tiene que ejecutar el analista para procesar la información. Para ello, el desarrollo de algoritmos Inteligentes que se adapten al comportamiento y necesidades de los usuarios serán el horizonte a trabajar para los profesionales del sector del software de Vigilancia Tecnológica.

Por tanto, cabe destacar que los procesos de Vigilancia son automatizables, pero no en su totalidad, ya que la interpretación humana seguirá siendo la clave para el éxito de estos procesos. Las conclusiones, opiniones, emociones, intuición y conocimiento del negocio que aporta una persona, no lo sustituirán los algoritmos.