Inteligencia Competitiva y Vigilancia Tecnológica

Volver

La Inteligencia Competitiva y las Fake News

Las “Fake news” o noticias falsas han existido durante toda la vida, pero en la actualidad los medios digitales permiten lanzar mensajes a millones de personas de forma instantánea. Propagar bulos es mucho más fácil que hace unos años y según este estudio realizado por el MIT, las noticias falsas en Twitter se comparten un 70% más que las noticias verdaderas. 

Inteligencia Competitiva y Fake News

Muchos investigadores se están preguntando dónde está el problema con el objetivo de buscar una solución tecnológica que permita identificarlos lo antes posible. Sin embargo, no es fácil frenar todas las noticias, ya que cada individuo con acceso a las redes sociales puede iniciar un hilo de noticias falsas. Los investigadores recomiendan que no se reenvíen ni se compartan publicaciones que no hayamos contrastado en otros medios con el fin de no ayudar a la expansión de dichas noticias. Definitivamente estamos enfrentándonos a un problema social y empresarial.

Debido a ello, las tecnologías de Inteligencia Artificial y Machine Learning que estamos desarrollando permitirán automatizar estas búsquedas y simplificar la verificación de la calidad de la información. Sin embargo, el desarrollo de estos algoritmos todavía está en progreso debido a que se deben abordar dos principales factores. Por un lado, se debe tener control y actuar sobre las fuentes de información y por otro lado se deben verificar las millones de noticias que publican los usuarios individuales. Uno de los aspectos que están trabajando los investigadores del MIT es el conocido como “Crowdsourcing” o colaboración abierta con la ciudadanía.

Dos de los sectores más afectados por las noticias falsas son el alimentario y el sanitario. Se trata de sectores donde la información afecta directamente a cada individuo y según indican algunos estudios, las personas tendemos a creernos con mayor facilidad los bulos sobre alimentos o medicamentos cancerígenos o mágicos. Las empresas de este sector deben enfrentarse al riesgo de que se publiquen noticias falsas sobre sus productos o servicios. Por lo tanto, estar alerta en los medios habituales desde donde parten las fake news no es una mala idea, ya que de esta manera te asegurarás de conocer de primera mano si alguien está hablando mal de tus productos y desmentir dicha noticia lo antes posible para que no se expanda. La credibilidad de la empresa está en juego en sectores muy sensibles a este hecho.

Con el enfoque puesto en la mejora de la sistemática de Inteligencia Competitiva y Vigilancia Tecnológica, estas son algunas de las principales recomendaciones:

  • Identifica y define cuáles son las fuentes de información fiables. Estas serán aquellas que cuenten con un equipo sólido y recorrido consistente. Entre otros muchos, pueden ser fuentes públicas, gubernamentales, universidades o revistas prestigiosas.
  • Si una fuente ha publicado noticias falsas previamente, es muy probable que lo vuelva ha hacer. Realiza una lista de las fuentes que podrían publicar noticias falsas y contrástalas antes de tomar decisiones.
  • Vigilar la lista de medios que posiblemente publiquen noticias falsas, no es una mala opción para aquellos que quieran vigilar posibles daños reputacionales. Capturar lo antes posible estas y actuar con transparencia a la mayor brevedad, dará mayor credibilidad a tus clientes.
  • Monitoriza las páginas principales de “Fact checking” donde publican cuáles son las noticias falsas de las últimas horas. Entre ellas puedes encontrar páginas como Newtral para política e interés general, Salud sin Bulos para el ámbito sanitario o la herramienta de Google Factcheck Explorer.
  • Finalmente, pensar en sistemas preventivos y manuales de crisis nos ayudará a comunicar todo de forma eficaz y transparente. Este punto es clave para generar confianza.

 

Disponer por lo tanto de sistemáticas automatizadas que permitan identificar noticias veraces y en tiempo real, es importante para mantener un ojo sobre nuestra reputación o noticias que afecten a nuestro ámbito de negocio. Además, deberemos tener la mirada en el futuro debido a que según la agencia Gartner, en 2022 la mitad de las noticias mundiales serán falsas. Es el momento de adelantarnos a esta ola y establecer medios que nos permitan se ágiles y eficaces.