Inteligencia Competitiva y Vigilancia Tecnológica

Volver

Las 7 tareas de un analista de Inteligencia Competitiva

Hace unas semanas escribimos una entrada sobre el perfil del analista y, a nivel general, decíamos que las tareas principales del Analista de Inteligencia Competitiva giran en torno a la búsqueda, análisis y difusión de información que ayude a una mejor toma de decisiones.

Muchos nos habéis escrito pidiéndonos que ahondáramos algo más en dichas funciones, así que a continuación os detallamos las 7 tareas que un analista de IC tiene que realizar:

Las 7 tareas de un analista de Inteligencia Competitiva

1. Conocimiento y revisión de los Factores Críticos de Vigilancia (FCV): el analista debe tener un conocimiento profundo sobre el/los FCV que sean de su responsabilidad. Conocer los principales players, tendencias, gurús,… y ser capaz de discernir entre la información relevante y lo banal para su empresa. Adicionalmente, cada cierto tiempo debe revisar la idoneidad de los FCV y cómo están alineados con la estrategia, que es consecuencia de la cambiante realidad de su empresa.

2. Revisión de fuentes de información: la revisión de las fuentes de información es una tarea a realizar cada cierto tiempo pero de gran importancia. El acceso a información y el número de fuentes de información disponibles ha crecido y sigue aumentando, de forma que el analista debe de mantenerse atento a la aparición de aquellas nuevas fuentes que puedan facilitarle información de interés. Es importante realizar la revisión de fuentes cada vez que haya modificaciones en los FCV.

3. Filtrado de fuentes: Tras la revisión de fuentes se deben añadir nuevas fuentes con potencial y eliminar aquellas que se detecte que son de poco interés. Pero el nivel de información disponible hace que, además de ser riguroso con las fuentes, el analista debe filtrar la información que le llega de cada una de ellas (especialmente de las más activas) para limitar la cantidad que recibe y no verse desbordado.

4. Búsqueda de información: las tareas anteriores se realizan con cierta periodicidad, pero la búsqueda de información de interés es parte del día a día del analista. Revisar la información que se recibe y seleccionar aquella significativa es una labor que llevará tiempo pero que resulta clave en su trabajo.

5. Compartición de información: en algunos casos ocurre que la información que el analista recibe es de interés, pero queda fuera de los FCV bajo su responsabilidad. En estos casos, debe identificar otro analista al que enviarle la información y compartirla para que sea él quien  la analice y difunda.

6. Análisis y puesta en valor de su conocimiento: una vez detectada la información de interés debe interpretar cuáles son las claves de la misma, las razones por la que es de interés y ponerla en el contexto de su empresa para que sea fácilmente interpretada. Es en este paso cuando el analista puede enriquecer la información recibida poniéndola en contexto.

7. Difusión: el último paso de su trabajo, una vez que se dispone de información de interés ya analizada, es la difusión. El objetivo final de la IC es generar un contexto idóneo para la toma de decisiones y es tarea del analista transmitir su trabajo, hacer que el conocimiento llegue a las personas que tienen que tomar las decisiones. Para ello, deberá almacenar esta información de modo que quede accesible y bien documentada. Finalmente, debe difundirla.

Si quieres formarte como Analista de IC, o tienes dudas sobre cómo poner en marcha una Unidad de IC, puedes contactar con nosotros. Además, puedes probar un software profesional como INNGUMA gratis solicitando una demo.