Inteligencia Competitiva y Vigilancia Tecnológica

Volver

Niveles de producto de la Inteligencia Competitiva

La Vigilancia Tecnológica e Inteligencia Competitiva son procesos necesarios en las organizaciones para gestionar mejor la incertidumbre y amenazas incipientes entre otros aspectos. Sin embargo, no siempre existe conciencia sobre su práctica y hay empresas que nunca se han planteado implementar sistemáticas de este tipo. No obstante, ha quedado comprobado que en los momentos de crisis es cuando se adquiere conciencia sobre su necesidad, probablemente debido al miedo que causa lo desconocido y la falta de información veraz.

Niveles producto Inteligencia Competitiva

Hace unos meses destacamos en este post el rol que juega la Inteligencia Competitiva cuando las circunstancias son adversas. Una de las ideas clave que mencionábamos trataba sobre la volatilidad de los mercados y la necesidad de tener estructuras flexibles y ágiles que permitan modificar el camino trazado de la mejor manera, cuando por fuerza mayor toca desviarse, factor que ha quedado en clara evidencia durante estos meses afectados por la crisis del Covid-19.

Otro de los aspectos destacados, trata sobre la importancia de cerrar el círculo de Inteligencia compartiendo información curada con equipos multidisciplinares, bien a través de boletines o informes con el claro objetivo de tomar decisiones bajo el mismo criterio. En este sentido, hoy queremos diferenciar los distintos productos que se pueden generar dependiendo de los niveles de análisis que se le apliquen.

La inteligencia Competitiva no se limita únicamente a buscar información o compartirla entre usuarios, sino que es importante dar inteligencia a la información capturada por los expertos y trasmitirla para tomar decisiones de mayor valor. No es la primera vez que mencionamos el ejemplo de la fiebre del oro como claro ejemplo entre la diferencia de tener información e interpretarla correctamente.

Desde Innguma, distinguimos 3 niveles de producto dependiendo del grado de análisis aplicado.

  • Productos de nivel bajo de análisis: Son las alertas diarias que llegan al sistema a través de las fuentes de información. Las clasificamos como de bajo análisis debido a que no han sufrido un nivel de análisis muy alto, aunque si de procesamiento debido a que los filtros nos permitirán cribar muchas de las noticias de poco interés.
  • Productos de nivel medio de análisis: Una vez seleccionadas las alertas que impactan sobre la actividad, pasarán a estar accesibles en un lugar común para todas las personas de la organización y podremos elaborar boletines informativos, los cuales ya contarán con un nivel de análisis medio debido a que son una serie de noticias seleccionadas por expertos que pueden contar con conclusiones, anotaciones y comentarios de valor añadido.
  • Productos de nivel alto de análisis: El nivel de análisis alto llega cuando los expertos analizan la información capturada a lo largo de un periodo medio-largo y elaboran documentos e informes de análisis trimestrales, anuales… En los cuales se incluyen las referencias a las noticias capturadas para mostrar las evidencias de las conclusiones y decisiones expuestas.

Cabe destacar que, dependiendo del tamaño, recursos de la empresa o situación estratégica de la misma, hay quien opta por consultores y agencias para acompañarlos en el proceso. En este sentido, Innguma cuenta con socios estratégicos como Axis Corporate, Sonder Consulting o DWS en caso de ser requerida dicha asistencia externa.

 

Foto de freepik.es