Inteligencia Competitiva y Vigilancia Tecnológica

Volver

Tareas principales de un analista de Inteligencia Competitiva y Vigilancia Tecnológica

En un sistema de Inteligencia Competitiva, principalmente conviven dos tipos de perfiles, los analistas y los lectores o consumidores de información. En este post, describiremos las principales tareas que debe ejecutar un analista, aunque cabe destacar que están descritas desde un punto de vista generalista y las tareas que asume cada analista en cada organización pueden ser distintos.

Tareas principales analista Inteligencia Competitiva Vigilancia Tecnológica

Existen compañías que deciden establecer un analista con un perfil transversal que se ocupa de identificar datos para los distintos departamentos de la empresa, siendo información de carácter más superficial pero que abarca más ámbitos. Sin embargo, otras empresas deciden destinar perfiles específicos para departamentos o ámbitos en concreto, lo cual ofrece la posibilidad de profundizar más mejorando la calidad y capacidad de análisis de dicho contenido.

Por tanto, estas son las principales tareas que identificamos para un analista de Inteligencia Competitiva y Vigilancia Tecnológica en términos generales:

  • Detectar y revisar los Factores Críticos de Vigilancia:

El analista debe tener un conocimiento profundo sobre los Factores Críticos de Vigilancia (FCV) que sean de su responsabilidad y la estrategia de la compañía. Conocer los principales stakeholders, tendencias, gurús… y ser capaz de discernir entre la información relevante y lo banal para su empresa. Adicionalmente, cada cierto tiempo debe revisar la idoneidad de los FCV y cómo están alineados con la estrategia, que es consecuencia de la cambiante realidad de la empresa.

  • Identificar y revisar las fuentes de información

La revisión de las fuentes de información es una tarea para realizar cada cierto tiempo, de gran importancia y debe estar totalmente alineada con los FCV. El acceso a información y el número de fuentes de información disponibles ha crecido y sigue aumentando, de forma que el analista debe de mantenerse atento a la aparición de aquellas nuevas fuentes que puedan facilitarle información de interés. Asimismo, es importante que los sistemas de Vigilancia ofrezcan información relevante sobre la salud de estas fuentes de información para que el analista disponga de suficientes datos para decidir cuáles son eficientes y cuáles no.

  • Identificar información de interés

Las tareas anteriores se realizan con cierta periodicidad, pero la búsqueda de información de interés es parte del día a día del analista. Cada analista establece sus propias rutinas, pero lo recomendable es dedicar algo de tiempo todos los días como hábito para no acumular trabajo, además, llevarlo en el día a día permitirá ser más ágiles e identificar las alertas críticas de forma instantánea. Por tanto, revisar la información que se recibe y seleccionar aquella significativa es una labor que llevará tiempo pero que resulta clave en su trabajo.

  • Difusión de la información:

En algunos casos ocurre que la información que el analista recibe es de interés, pero queda fuera de los FCV bajo su responsabilidad. En estos casos, debe identificar otro analista al que enviarle la información y compartirla para que sea él quien la analice y difunda. Una vez detectada la información de interés debe interpretar cuáles son las claves de la misma, las razones por la que es de interés y ponerla en el contexto de su empresa para que sea fácilmente interpretada. Es en este paso cuando el analista puede enriquecer la información recibida poniéndola en contexto.

El último paso sería la difusión. El objetivo final de la Inteligencia Competitiva es generar un contexto idóneo para la toma de decisiones y es tarea del analista transmitir su trabajo y hacer que el conocimiento llegue a las personas que tienen que tomar las decisiones. Para ello, deberá almacenar esta información de modo que quede accesible y bien documentada para también difundirla a través de boletines o informes de análisis.

Por tanto, un analista es una persona relevante dentro del sistema de Inteligencia y Vigilancia y en la empresa en general ya que será la persona que tenga puestos los ojos en el entorno, tanto para identificar amenazas como oportunidades. Sin embargo, no sólo será importante que llegue a identificar esta información, sino que también sepa trasmitirla a las personas adecuadas en tiempo y forma