Inteligencia Competitiva y Vigilancia Tecnológica

Volver

Vigilancia e Inteligencia en el ámbito de la protección de datos

Los datos son el petróleo del siglo XXI, sin embargo, pueden convertirse en un arma de doble filo si no se trabaja con una exquisita rigurosidad. Los últimos meses se están viendo multas ejemplares por incumplir la ley de protección de datos y el incremento de sanciones durante el pasado año induce que aún la mayoría de las empresas no están concienciadas sobre este ámbito.

Vigilancia competitiva Inteligencia protección datos

En este artículo de la revista “Buen Gobierno” publicada por El economista, explican que en el año 2019 las multas por protección de datos batieron records llegando a los 600 millones. Estos datos se han obtenido a través de la herramienta enforcementtracker, la cual permite consultar ciertos datos sobre las últimas penalizaciones impuestas por incumplimientos, tanto a nivel europeo como por países.

La multa más cuantiosa por incumplimientos en la RGPD este pasado año, fue impuesta por la agencia francesa de protección de datos a Google, la cual ascendió a una cifra de 50M€. Sin embargo, son conocidos otros incidentes como el de la cadena hotelera Marriott, quienes tuvieron un error de ciberseguridad y perdieron muchos datos de sus clientes o British Airways, quienes no cumplían las medidas de seguridad requeridas.

Asimismo, cabe destacar que las búsquedas sobre “privacidad online” han crecido en todo el mundo más de un 50% según detallan en este post de Think With Google. También destacan que aquellas empresas que prosperen en la protección de datos serán quienes se ganen la confianza de los usuarios, con lo cual, consideran que se convertirá en un factor clave para el éxito.

Visto el volumen de sanciones del pasado año, podemos decir que las empresas tienen mucho recorrido por delante y que no deben subestimar este aspecto. Además, teniendo en cuenta que los productos y servicios ofrecidos por administraciones públicas o empresas privadas, recogen cada día más datos personales, el riesgo de cometer errores cada vez será mayor.

En esta línea, es importante destacar el crecimiento de productos Iot y servicios online que generan datos masivamente y crecen de forma exponencial. Todos estos datos pueden utilizarse para mejorar los embudos de marketing y comerciales entre otros, automatizando los procesos e incrementando los ratios de inversión en marketing digital. Sin embargo, toda esta captura de datos deberá cumplir estrictamente con todos los requisitos establecidos para no comprometer la intimidad de los usuarios.

Por estos motivos resulta de vital importancia asesorarnos de los mejores en este ámbito y recoger la información más actual de fuentes fiables y así reducir el riesgo de cometer errores que a posteriori pueden ser perjudiciales. Monitorizar las noticias, publicaciones o cambios de regulación aplicados por los organismos correspondientes será fundamental a lo largo de la próxima década.

Estas son algunas de las agencias que recomendamos seguir:

  • Agencia Española Protección de Datos: Su objetivo es vigilar el cumplimiento de la legislación de protección de datos por parte de los responsables de los ficheros (entidades públicas, empresas privadas, asociaciones, etc.) y controlar su aplicación a fin de garantizar el derecho fundamental de los ciudadanos.
  • European Data Protection Board: Su función es garantizar que el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) y la Directiva sobre protección de datos en el ámbito penal se apliquen de manera coherente.
  • European Data Protection Supervisor:  Su función es garantizar que, a la hora de tratar datos personales, las instituciones y organismos de la UE respeten el derecho a la intimidad de los ciudadanos.

 

Por tanto, es evidente que la tendencia de capturar y trabajar con datos va en incremento debido a los beneficios que aporta. Sin embargo, todas aquellas empresas que capturen cualquier tipo de datos masivamente, tendrán que trabajar con mucho rigor para garantizar la seguridad, ganar en posicionamiento de marca y evitar sanciones económicas.