Inteligencia Competitiva y Vigilancia de Competidores

Fecha

Categoría

La vigilancia de competidores es uno de los puntos de partida para comenzar con la estrategia de Inteligencia Competitiva.

La Inteligencia Competitiva y Vigilancia han estado siempre muy vinculadas a conocer a los competidores. A pesar de que este proceso no se acota a este ámbito, es cierto que la mayor parte de empresas tienen inquietud por vigilar muy de cerca lo que hacen sus rivales como primer punto de su estrategia.

Antes de que se desarrollaran herramientas software o incluso internet, la Inteligencia Competitiva se llevaba a cabo a través de espionaje, eventos y en parte se canalizaban a través de los comerciales. Estas personas hacían sus respectivas investigaciones para facilitar información de valor con el fin de mejorar sus productos y procesos con el fin de vender más. Sin embargo, hoy en día existen métodos más fáciles y éticos para capturar información sobre el negocio de los competidores.

Desde Innguma definimos la Inteligencia Competitiva y Vigilancia como un proceso ético, sistemático y colaborativo para obtener, analizar y difundir información relevante sobre el entorno competitivo. A su vez, esta información ha de ser transmitida a los responsables de una organización con objeto de generar un contexto idóneo para la toma de decisiones. Por tanto, la Inteligencia Competitiva y el acto de recopilar datos, pueden verse como motores de crecimiento para una empresa.

Benchmarking competitivo

El benchmarking trata de entender los productos, servicios, procesos y otros aspectos de las empresas competidoras para tomarlos como referencia para trazar la estrategia. Este proceso de observación no tiene como fin copiar, que a veces también, si no que pretende obtener información de valor para diferenciarse de una manera más efectiva. Sin embargo, también sirve para identificar las debilidades para cambiar lo que no funciona y trazar planes de mejora en distintos planos (producción, compra, ventas, estrategia o marketing y comunicación entre otros). Por tanto, es un buen punto de partida para los que comienzan con la Inteligencia Competitiva y Vigilancia de competidores, ya que les ayudará a seguir siendo competitivas en el mercado.

En el ámbito emprendedor, existe mayor cultura de conocer a los competidores para aprender de los éxitos y fracasos y así impulsar el negocio de forma más rápida y rentable.

Por ejemplo, desde que comenzó la pandemia, se han identificado tendencias donde los consumidores prefieren comprar productos fabricados en su entorno y a través de canales digitales. En este informe de Accenture muestran varias tendencias en las experiencias humanas que deberían adoptar las empresas. En caso de conocer que los competidores compran o fabrican fuera, y aprovechando para potenciar la transparencia de cara a los consumidores, podremos potenciar este aspecto. De esta manera afianzamos un posicionamiento de marca que se acerca más a las necesidades y prioridades de los consumidores o clientes.

¿Cómo desarrollar la estrategia y la implementación?

A pesar de que no existe la fórmula perfecta, recomendamos seguir ciertas pautas antes de comenzar a vigilar sin ninguna planificación. Antes de comenzar, es importante no saturarse y comenzar con vigilar aquello para lo cual disponemos recursos. Intentar abarcar todo el espectro de vigilancia puede saturar y estresar, teniendo como resultado el desistimiento del proceso. A continuación listamos los puntos recomendados para iniciarse.

  • Establece las áreas clave que impactan sobre tu estrategia. Para ello nuestro post sobre los Factores Críticos de Vigilancia (FCV) te ayudará a entender mejor cómo concretar estos objetivos. Resumiendo, los FCV son aquellos ámbitos de interés que impactan sobre la estrategia y es importante conocer. Los competidores son un factor crítico, sin embargo dentro de los competidores se deben definir qué aspectos nos interesa conocer.
  • Define los competidores directos e indirectos. Identifica dónde puedes encontrar información sobre ellos, detalla las fuentes de información, Bases de Datos u otros medios donde capturar información. Prioriza aquellos con los que tienes mayor competencia y define cuáles son los aspectos más críticos para conocer.
  • Captura datos de forma automatizada. Para ello, la forma más eficiente de hacerlo es a través de un software de Inteligencia Competitiva y Vigilancia Tecnológica. Su eficiencia en la captura y procesado de información es mayor de la que una persona pueda ejecuta. Esto supone un ahorro de tiempo para destinarlo a la evaluación de la información y no a su captura.
  • Desarrolla un mapa de posicionamiento y ficha de competidores. Visualizar dónde se posiciona cada competidor en una matriz para avanzar hacia aquellos océanos azules será determinante en la estrategia. Asimismo, será clave mantener actualizada la información sobre cada competidor. Por ejemplo; ¿Qué productos/servicios tienen? ¿A qué precio? ¿Cómo y dónde lo venden? ¿Cómo comunican? ¿Quiénes son sus clientes? ¿Que opiniones reciben en la red? ¿Han tenido alguna crisis?
  • Comparte la información. Finalmente, el objetivo será ofrecer información relevante a la persona adecuada en el momento oportuno. La información bien evaluada y clasificada permitirá tomar decisiones de forma más ágil y con menor incertidumbre.

Inteligencia Competitiva y Vigilancia, no son sólo competidores

Sin embargo, como mencionábamos anteriormente, la Inteligencia Competitiva y Vigilancia no se acotan a mirar a los competidores. Existen múltiples áreas en los que desarrollar conocimiento resulta vital, entre otros, la auto-vigilancia o la vigilancia de mercados y países.

Para el desarrollo de toda esta Inteligencia Competitiva y Vigilancia, es interesante sostener el proceso con un software. Las herramientas permiten automatizar la captura de información así como almacenarla y distribuirla entre las personas de la compañía. En este sentido existen softwares comerciales y libres, aunque si quieres conocer las ventajas que ofrece el software de Inteligencia Competitiva Innguma, te recomendamos seguir este enlace.

En general, el proceso de Inteligencia Competitiva es importante porque ayuda a las empresas a comprender dónde se encuentran dentro del panorama competitivo para definir la cuota de mercado e identificar oportunidades.